Blog

108 Sun Salutations

Mañana es el día Internacional del Yoga y el solsticio de verano en el hemisferio norte (de invierno en el sur) y para celebrarlo os invito a practicar los 108 Saludos al Sol. Con esta práctica generamos un fuego interno que limpia y detoxifica. Activamos el prana y movemos la energía y las emociones estancadas.
Para mí es una meditación en movimiento muy potente principalmente por 2 motivos, la repetición continua de la secuencia hasta 108 veces y por el momento, al realizarla ante la salida del sol al amanecer, que nos conecta de una manera muy potente.
Si tienes oportunidad, pruébalo y me cuentas que te ha parecido. 🙏✨
.
.
To celebrate Yoga International Day and Summer Solstice (or Winter Solstice if you are at Southern Hemisphere) I like to practice 108 Sun Salutations. This practice heat the body and activate prana, moving energy and stuck emotions.
It is a moving meditation very powerful because of the sequential repetition and because we practice watching the sunrise, glorious moment!
Please, try it and then tell me about your experience. 🙌💕

¿Quién alimenta realmente al mundo?

Vandana Shiva ha estado en el CCCB presentando su nuevo libro ¿Quién alimenta realmente al mundo? publicado por Capitan Swing. En este ensayo, Shiva critica la agricultura industrial y la modificación genética, y les culpa de muchas de las enfermedades y del hambre en el mundo. Además defiende la justicia agrícola y la sostenibilidad genuina, basado en sus estudios.

Vandana Shiva es doctora en física y activista por el medio ambiente, por la justicia alimentaria y los derechos de las mujeres. Y es una de las personas que mejor explica la importancia de un sistema alimentario más justo y más respetuoso con el planeta. Me parece un claro ejemplo de la importancia de que la lucha feminista, ecologista y por los derechos cívicos se unan, porque en esencia tienen objetivos comunes: un mundo más justo, más noble.

Creo firmemente que la forma en que nos alimentamos y los alimentos que consumimos son de vital importancia para nuestra salud y la salud del planeta. Además conlleva una gran resposabilidad para posicionarnos ante la sociedad y el sistema en el que queremos vivir. Tenemos un gran poder como consumidores y nuestro principal sujeto de consumo es el alimento, asi que es básico estar informado y ser consecuente.

Aprovechando su paso por nuestro pais ha realizado entrevistas para medios como Playground, eldiario.es o Público, que recomiendo leer para adentrarse en sus estudios.

Núria Pompeia

De pequeña me fascinaba un libro que había en casa de mis padres llamado La educación de Palmira. Era lo que hoy en día llamamos una novela gráfica, ilustrado por Núria Pompeia, con guión de Manuel Vázquez Montalbán y publicado por la editorial Andorra en 1972.

El libro venía a relatar la infancia y crecimiento de una niña dentro de una sociedad que la va dirigiendo, discriminando y anulando por su sexo, con un gran sentido crítico y un trazo limpio y dinámico.

Viñeta del libro «Mujercitas» de Núria Pompeia»

Núria Pompeia era dibujante, humorista, periodista y escritora, formada en la Escola Massana de Barcelona. Feminista muy comprometida y crítica con la sociedad machista, con la censura y con la burguesía.

El 25 de diciembre de 2016 falleció y creo que se merecía un poco más de reconocimiento y mención en los medios.

Como consuelo de su pérdida, nos queda su obra que merece mucho la pena ser revisitada, entre otras cosas, para darnos cuenta de que no hemos avanzado mucho.

Vivian Maier

Hay gente que nace siendo artista y hay gente que se empeña en ser artista. Vivian Maier pertenece al primer grupo. Era una fotógrafa nata, y a pesar de que sus circustancias no le facilitaron desarrollar una carrera como fotógrafa profesional, como artista nata que era, encontró la manera de expresar su arte y de crear una extensa y bellísima obra que expresa verdad y pureza.

Me entristece pensar cuántos artistas y obras de arte se habrán quedado ocultos sin poder completar su propósito ante el espectador, y cuánta falsedad, mediocridad y vacuidad vemos en exposiciones, galerías de arte, libros, etc…

Pero el arte con mayusculas no entiende de clases sociales ni de géneros o razas y Vivian Maier es un buen ejemplo de ello.